Seguidores

martes

Nuestro homenaje a Daniel Muxica

El cercano volumen de la muerte

a Carlos Ruvira.

"De ese cuerpo quisiera usted alejarse, quisiera volver a los cuerpos de los demás, al suyo,
volver acia usted mismo y a la vez es precisamente
por tener que hacerlo por lo que llora".
Marguerite Dura.

Se puede caminar la historia como una sucesión a secas,
morir de no morir,
- eras bello -,
tomar pertenencia de la noche como una trampa;
de esa respiración una noche,
una voz que empuja,
el tacto de un falange en la espalda
al borde de remoto precipicio.

Se hacen extremo de cuerda los víveres, las palabras
que callan el secreto,
- habla otra vez -,
las preguntas, aunque los siglos las distraigan
en el olvido.
Tomar pertenencia de otra noche, burlarse durmiendo;
establecer una cita,
a menudo una pausa carnívora:
hacer de lo pequeño del cuerpo cosa de uno.

**************************


Daniel Muxica nació en Valentín Alsina, provincia de Buenos Aires en 1950. Poeta de palabra precisa e incitante y de fructífera trayectoria, ha armonizado la poesía con trabajos periodísticos, talleres literarios y una extendida labor editorial.

En poesía: publica en 1976 Hermanecer (Editorial Schapire); en 1983 El poder de la música (Editorial Stephane y Bloom Asociados) y en 1987 El perro del alquimista (Editorial Stephane y Bloom Asociados). En 1988 edita Contra dicción (Editorial De la Pluma); en 1989 Ex Libris (Editorial Xul) y en 1991 Siete textos premortales (Editorial El Caldero). En 1993 El libro de las traducciones (Editorial El Caldero). En 1998 edita Nihil Obstat, cd-libro del cual ahora presentamos algunos trabajos, con las voces de Ingrid Pelicori, Horacio Peña y Juan Carlos Puppo. En 2004 publica La conversación (Editorial La Bohemia)

En teatro: 1988 estrena Los ángeles organizados.

En 1995 publica La erótica argentina, antología poética 1600/1990 (co edición de Editorial Catálogos y Editorial El Caldero), reeditada en 2003 (Editorial Manantial).

En 2002 funda y dirige la revista de textos poéticos “Los rollos del mal muerto”.