Seguidores

sábado

Procesan a ex conscripto por homicidio calificado de Víctor Jara


Treinta y seis años del asesinato del cantautor chileno Víctor Jara, días después del golpe de Estado que instaló la dictadura de Augusto Pinochet en 1973, un juez chileno ordenó este martes la detención del autor material de su crimen.
El juez Juan Eduardo Fuentes ordenó el arresto del ex conscripto José Adolfo Paredes Márquez, hoy de 54 años, quien habría fusilado a Jara por órdenes de los mandos superiores del Ejército chileno.
“Paredes quedó recluido en la Cárcel de Alta Seguridad en calidad de autor material del crimen de Víctor Jara”, dijo el juez Fuentes a periodistas.
El detenido se declaró “inocente” a la salida del tribunal, antes de ser trasladado hasta la cárcel.
El juez no dio luces sin embargo del o los autores intelectuales del crimen del artista, emblema de la música de izquierda latinoamericana.
El año pasado, la justicia chilena había cerrado la investigación judicial sin hallar a quienes ordenaron la ejecución de Jara y con sólo un militar a cargo del recinto deportivo donde permaneció detenido bajo proceso.
La investigación fue abierta al cabo de dos semanas y este martes rindió sus primeros frutos.
El cantautor murió el 16 de septiembre de 1973 en un estadio techado en el centro de Santiago, que hoy lleva su nombre y donde permaneció detenido junto a otros 5.000 prisioneros políticos.
Según la investigación judicial, en este lugar Jara fue “brutalmente golpeado y torturado” y sus manos “sufrieron golpes de culatas de fusiles, lo que las dejó reducidas a una sola llaga”.
El cantante se hizo conocido en toda América latina por sus canciones de fuerte contenido social, como “Te recuerdo Amanda” y “El derecho de vivir en paz”.
Jara, es una de las más de 3.000 víctimas, entre muertos y desaparecidos, que dejó la dictadura de Pinochet (1973-1990).
En 1990 la Comisión de Verdad y Reconciliación determinó que Víctor Jara fue acribillado con 44 disparos el 16 de septiembre de 1973 en el Estadio Chile y que fue arrojado a unos matorrales en los alrededores del Cementerio Metropolitano, ubicado a orillas de la Carretera 5 Sur. Luego fue llevado a la morgue, donde le asignaron las siglas NN y donde más tarde sería identificado por su esposa, la coréógrafa inglesa Joan Turner. Sus restos descansan en el Cementerio General de Santiago de Chile.
Como homenaje a su memoria, a 30 años del golpe militar, en septiembre del 2003 se puso su nombre al Estadio Chile.