Seguidores

martes

Un testigo afirma saber dónde está Julio López

JORGE JULIO LÓPEZ-   (General Villegas, Buenos Aires, Argentina, 1929Desaparecido en 2006), albañil argentino y ex militante de base de una unidad básica peronista barrial, y desde 1985 afiliado al Partido Socialista de La Plata; desaparecido desde octubre de 1976 hasta junio de 1979 durante el Proceso de Reorganización Nacional y por segunda vez en septiembre de 2006 durante la presidencia de Néstor Kirchner. Transcurridos varios años de su última desaparición, no existen hipótesis sobre su paradero.

El ministro de Justicia y Seguridad bonaerense Ricardo Casal informó hoy que un testigo de identidad reservada aportó datos sobre el presunto paradero de Jorge Julio López, desaparecido desde septiembre de 2006 luego de haber testimoniado en el juicio al represor Miguel Etchecolatz.
"El día de ayer una persona pidió una entrevista conmigo y me informó que tenía datos para ubicar a Julio López. Inmediatamente se realizó el protocolo y ahora se puso a disposición de la justicia federal esta declaración con reserva", dijo Casal.
Casal formuló declaraciones en la Casa de Gobierno provincial y se refirió al protocolo establecido por el gobierno provincial cuando se realiza una declaración con reserva de identidad en una causa en la que se ofrece recompensa por su esclarecimiento.
Por su parte, Rubén López, hijo de Jorge Julio López, señaló en diálogo con Télam que desconoce "por completo" los datos que se dicen.
"Todavía en el Juzgado N| 1 de La Plata que atiende la causa no llegó ninguna declaración, es por ello que yo no puedo tomar esto como algo verídico hasta el momento", añadió.
Asimismo, Rubén explicó que se puso en contacto con el abogado de la familia quien le dijo "no tener ni idea de lo que se estaba hablando", aunque le advirtió que "la denuncia puede haber sido hecha en otra fiscalía, con lo cual no se puede descartar nada".
Julio López fue desapareció en La Plata el 18 de septiembre de 2006 luego de testimoniar contra el genocida Miguel Etchecolatz.
Fuente: La Voz del Interior